Multa en zona azul: ¿puedo recurrirla si tengo ticket?

La presencia masiva de automóviles en las ciudades dificulta el estacionamiento. Por ello, muchos municipios han decidido delimitar las plazas de aparcamiento en la vía pública fijando un tiempo máximo de uso y cobrando por ello, dando lugar a lo que se conoce como zona azul. Hay que tener en cuenta que los ayuntamientos pueden marcar plazas de aparcamiento con horario limitado de formas (y por tanto de diferentes colores en la señalización), como la zona verde, con una regulación diferente a la zona azul u otras zonas que determine el Ayuntamiento.

No es raro que alguien exceda el tiempo de estacionamiento permitido o que otro problema conduzca a una penalización. Lo bueno es que en estos casos puedes apelar la zona azul multa con el boleto.

¿Cómo funciona la zona azul?

La zona azul es un aparcamiento regulado que funciona en determinados días y en determinados horarios. Los días y horarios de atención pueden variar en cada ciudad. Por tanto, a la hora de aparcar, es recomendable comprobar con atención si se encuentra en el periodo en el que tiene que pagar o si ya no es necesario.

¿Por qué te pueden multar en la zona azul?

Las multas que se imponen en este ámbito son por no haber puesto el boleto certificando que se ha realizado el pago correspondiente o por el usuario excede el tiempo de estacionamiento pagado. Pero tenlo en cuenta poner el boleto equivocado también puede ser motivo de sanción.

 

Debe estar en el tablero y todos los datos deben ser claramente visibles desde el exterior. También debe haber un boleto único. Si no se pone así, puede ser sancionado.

¿Se pueden atacar las multas de estacionamiento en la zona azul?

Todas las multas de tráfico pueden impugnarse dentro del plazo, y las multas en la zona azul no son una excepción. Es importante hacer que el recurso sea oportuno.

Al apelar a las multas, es mejor tener especialistas en el campo. Que sé orientar la apelación en base a los argumentos y evidencias que puedan ser de mayor beneficio para el presunto infractor.

Cuando se trata de la zona azul el boleto es la mejor prueba. Indica el día y hora de estacionamiento, el tiempo de estacionamiento pagado y, en algunos casos, incluso la matrícula del vehículo. Dado que la notificación de la sanción puede tardar un tiempo en llegar, es recomendable mantener sus multas de estacionamiento en la zona azul durante un año.

¿Cómo impugnar una multa para la zona azul con la entrada?

La fecha límite para presentar la apelación es 20 días naturales desde la notificación multas. Es normal encontrar la denuncia en el parabrisas, pero es un documento meramente informativo. La multa debe notificarse al propietario del vehículo mediante certificado, que aparecerá a los pocos días de la infracción. Después de esta notificación, la fecha límite comienza a correr.

Al hacer acusaciones, es especialmente importante prestar atención a los detalles de la notificación, ya que a menudo cualquier defecto en la notificación puede ser la clave del éxito de la apelación.

Una vez efectuados los alegatos, se deberá presentar el recurso de apelación con original y copia, dejándonos con la copia sellada como comprobante de presentación del recurso a tiempo, a la dirección postal indicada en la propia sanción o enviarlo a través de Correos. con los medios de enviar la prueba administrativa por correo, con el fin de acreditar también que estamos interponiendo el recurso de apelación dentro del plazo correspondiente.

Si tiene dudas sobre los recursos de las multas, lo mejor es buscar asesoramiento. expertos en recursos finos. Así todo te resultará más fácil.

 

5/5 - (1 voto)
Scroll al inicio
Ir arriba